Envío gratis a partir de $100 MXN

Nos encontramos en la Sexta Extinción Masiva: ¡la alerta ambiental nos urge a actuar ya!

En los últimos cinco años hemos escuchado con más frecuencia a través de los medios masivos de comunicación que cierta especie animal está en peligro de extinción, y poco tiempo después se suma otra más, y pronto otra más, y de esa manera hoy la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) se compone de más de 30 mil especies en peligro de extinción, donde se incluye el lobo gris mexicano, gorilas, ballenas, atún rojo del Pacífico, y muchos otros (puedes consultar la Lista Roja aquí).

Una de las principales causas de extinción de especies en el planeta está asociada a la sobreexplotación humana de recursos: la pesca, la tala, la minería o la agricultura. Los rinocerontes son asesinados para arrancarles el cuerno; los elefantes para hacer adornos con el marfil de sus colmillos; los osos polares a causa del calentamiento global y la exploración petrolera que van menguando sus terrenos de caza; a otras especies, como el lobo mexicano, se les da muerte al considerárseles amenazas a los intereses económicos de ciertos grupos, sólo por mencionar unos ejemplos de las razones de su desaparición.


Especies animales al borde de la extinción

Quizá nos hemos acostumbrado a escuchar sobre tal fenómeno, y la indiferencia no nos permite apreciar las consecuencias en su verdadera dimensión. “Estamos enfrentando un problema muy grave, mucho más grave de lo que se estaba percibiendo a nivel mundial”, comenta Gerardo Ceballos González, investigador titular del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en entrevista para Prenti Shop.
En 2014, Ceballos se dio cuenta de que varias especies se encontraban amenazadas y comenzó el proyecto de investigación La aniquilación de la naturaleza, que dio por resultado el libro titulado Biological Annihilation, publicado en Estados Unidos. En 2015, junto con unos colegas, publicó un artículo que titularon La extinción de especies y la sexta extinción masiva. Ahí explican que la evolución de la vida en la Tierra va marcada de procesos de extinción: “Se extinguen especies, eso hace que existan radiaciones adaptativas y se generen nuevas especies. En el tiempo normal, cuando no hay grandes catástrofes, se les llama extinciones normales; a las otras, cuando vienen picos muy grandes, se les llama extinciones masivas”, señala el investigador.

Por la actividad humana
En los últimos 600 millones de años han habido cinco extinciones masivas, las cuales se caracterizan básicamente por tres aspectos:

  • Son catastróficas, es decir, han arrasado con una gran cantidad de especies de animales y plantas (más de un 70%).
  • Son causadas por catástrofes naturales (un meteorito, vulcanismo, cambios en la configuración de los mares, etcétera).
  • Son muy rápidos en tiempos geológicos: ocurren en cientos, en miles o en cientos de miles de años.

Se tiene una evaluación muy sólida respecto a la tasa de extinción normal de especies de vertebrados, de mamíferos, y se calculó que en los últimos dos millones de años se había extinguido una especie de mamífero por cada cinco mil especies que habían presentes cada cien años, es decir, si en un momento dado se tenían diez mil especies en cien años, se extinguían dos especies. Ésa es la tasa normal de extinción.
Gerardo Ceballos, Investigador de la UNAM“De esa manera evaluamos cuál ha sido el ritmo de extinción en los últimos 500 años, con especial atención en los últimos cien años, y lo que encontramos es que la tasa de extinción es enorme: el número de especies que se extinguió en cien años se debía haber extinguido entre mil y cien mil años, dependiendo del grupo de animales. Es decir, perdimos en cien años lo que se extinguiría en diez mil años, ¡es una tasa de extinción aceleradísima!”, añade Ceballos.
¿Esto a qué se debe? “A la actividad del ser humano, definitivamente: si las tasas de extinción en los últimos dos millones de años normales han sido una especie por cada cinco mil especies cada cien años, y de repente no tienes ningún otro factor más que la actividad humana y ésta aumenta, pues obviamente es por cuestiones humanas. No hubo una glaciación, no hubo otra cosa más que el impacto de los seres humanos. Para precisar: los terremotos no son producto de la actividad humana, por supuesto que no; en cambio, los huracanes sí tienen que ver con eso.”

Estamos erosionando la vida
A nivel de especies, aunque es tan grave, se está subestimando el problema porque si existe una especie en la que aún quedan 500 ejemplares, cien animales o menos (como es el caso de la vaquita marina), no se considera extinta pero ya no juega el papel ecológico que jugaba. Su recuperación se ve muy difícil y por ello los expertos tienen a estas especies por ‘muertos vivientes’.
Recientemente los investigadores realizaron el análisis a nivel de población de 27 mil especies de vertebrados en el mundo, y encontraron que más de ocho mil especies (alrededor del 33%) están perdiendo población, incluidas especies muy abundantes, abundantes, poco abundantes, en peligro de extinción, es decir, todo el rango de especies, grandes, chicas, restringidas, no restringidas.
koalas y otras especies en peligro por la actividad humana“Estamos pasando a una gran crisis ambiental a la que le hemos llamado la Sexta Extinción Masiva; las cinco anteriores fueron provocadas por fenómenos naturales, ésta es provocada por el hombre, y evidentemente hay muchas razones para que nos preocupe, pero la más importante es que de estas especies de plantas y animales silvestres depende el bienestar humano y la calidad de vida que hay en la Tierra”, apunta Gerardo Ceballos.
“También hemos visto que de 1970 a 2017 perdimos el 58% de todas las poblaciones de animales que se evaluaron, es una locura. Podríamos perder a todos los elefantes silvestres para el año 2022. Si no paramos y revertimos este proceso dentro de las siguientes dos décadas, ya no se va a poder hacer nada. Es un problema enormemente grave para el ser humano porque si estas especies se extinguen, estamos erosionando la capacidad de mantener la vida humana y la vida en general. Yo creo que es el problema más grave que ha enfrentado la humanidad, con la excepción de una guerra nuclear, y de ahí la importancia de que lo difundamos correctamente.
“A lo que nos estamos enfrentando -te lo digo con todo el cuidado que debe tener un científico, y con base en nuestros estudios además de muchas otras investigaciones- es a un posible colapso de la civilización antes del año 2050, es decir, se puede resquebrajar el orden social, el orden político, el orden económico de las sociedades como las conocemos. Imagínate una etapa de decadencia de valores morales, un aumento del índice de la delincuencia, pero a una gran escala en donde ya no haya autoridad, donde no haya transporte, en donde ya no haya luz en las ciudades, escenarios verdaderamente graves.”

Asumir la responsabilidad
Actualmente ya estamos viendo problemas en México y en el mundo, hay millones de individuos en el planeta que no tienen agua potable o que no comen todos los días. Pero por otro lado, hay soluciones, muchas soluciones. Por ejemplo: dejar de deforestar, recolectar el agua pluvial… ¿No podríamos hacer un drenaje que nos permitiera cosechar toda el agua de lluvia con la que muchas veces se inunda la ciudad?
Básicamente se trata de tener voluntad política, de usar la ciencia, de hacer más áreas protegidas, de defender a las especies animales, cuidar los bosques, ya no usar plásticos en productos que se usan una sola vez como cubiertos y bolsas, que haya un mejor transporte no contaminante con una menor flotilla automotriz, no consumir jabones y detergentes que contaminan… En fin, hay muchas cosas que se pueden hacer pero hay que presionar para que sucedan, y todo eso implica también una gran labor social muy importante porque tenemos que buscar soluciones a nivel nacional.
“Yo creo que el problema que viene es tan grande que lo que va acabar sucediendo es que reaccionemos, y ya han habido grandes cambios en la percepción de estos temas. Estados Unidos se salió del Acuerdo de París, pero está empujando a que otros gobiernos tomen el liderazgo. Estamos en un momento muy complicado, pero por otro lado, estamos avanzando en las acciones para evitar este gran colapso. 

cuidado ambiental Sexta Extinción Masiva“En México hemos hecho grandes avances en materia ambiental y seguimos lográndolos, nada más que perdemos en esa vorágine de falta de una discusión civilizada donde podamos encontrar las coyunturas correctas para enfrentar los problemas. A pesar de las grandes adversidades, hay grandes sectores de la sociedad, grandes pensadores e industrias que están tomando acción, por ejemplo para combatir el cambio climático. Es tiempo de actuar, es tiempo de que dejemos de ser espectadores y nos volvamos actores, tanto los mexicanos como el resto del mundo. Vienen tiempos de una gran revolución intelectual en la humanidad que debe tener la capacidad de sacarnos del problema, de lo contrario nuestros hijos van a sufrir las consecuencias. Ya no hay tiempo para educar al respecto a los niños, y tampoco se vale aventarle a los hijos esa bronca. Se trata de actuar ya”, concluye Gerardo Ceballos.