Envío gratis a partir de $100 MXN

Por qué adoptar un perro o un gato y no comprar

¿Cuántas veces hemos encontrado encantadores cachorros a la venta en locales de mascotas u ofrecidos en plena calle? Muchas personas ceden a los encantos de estos adorables bebés pensando en dar un obsequio a los niños, o creyendo que tener un perrito o un gatito no será ningún problema. Desgraciadamente en poco tiempo se enfrentarán a la realidad: el cachorro no es capaz de controlar sus esfínteres y orinará y defecará con frecuencia en donde quiera que sienta la necesidad, sin importar si es sobre una costosa alfombra o un lujoso piso. Cuando sus pequeños dientes -punzantes como alfileres- les den comezón en sus encías, los cachorros comenzarán a morder y romper zapatos, calcetines, tapetes, etcétera. Y siendo aún bebés, habrán recibido ya fuertes reprimendas.
Desgraciadamente, muchas personas no estaban completamente conscientes de la gran responsabilidad que implica hacerse de una mascota, pues se debe considerar cuántos años vivirá el animalito, cuáles serán los requerimientos para el cuidado de su salud (desde la alimentación, que no le falte agua fresca, vacunas, baños, tratamientos médicos, etcétera) en todas las etapas de su vida. Los accesorios mínimos que necesitará como platos, cama, juguetes para perros (a fin de que no destruya calzado u otros objetos), collar, correa y placa de identificación para que disfruten paseos seguros, además de que, para lograr una convivencia armoniosa, la educación, socialización y ejercicio diario son requisitos indispensables.

 juguetes para perros

Los juguetes para perros ayudan a entretener y educar a los cachorros. Ven por un juguete genial aquí.


Para colmo, una vez que el perrito ya no es un bebé ya no lo encuentran encantador. Este es el momento en que mucha gente irresponsable decide abandonar al animal como si se tratara de un objeto. Algunos van a parar a una azotea, a un balcón o un traspatio; los más desafortunados serán echados a la calle, condenándolos al maltrato, a padecer frío, hambre, sed, enfermedades y probablemente una muerte dolorosa. Si no fueron esterilizados, habrán engendrado un sinnúmero de perros o gatos que padecerán la misma desgracia. No hay que olvidar que, en el caso de las perras, pueden entrar en celo dos veces al año, en cada camada pueden parir cinco o seis cachorros, mientras que su vida fértil puede durar hasta siete años.

Al adoptar se da una segunda oportunidad a animales cuyo único crimen fue haber nacido en la calle o haber sido abandonados. Además, está comprobado que quienes gustan de las mascotas obtienen beneficios a la salud: nos ayudan a reforzar nuestro sistema inmunológico, nos motivan a hacer ejercicio, ayudan a transmitir a los niños el sentido de la responsabilidad, de seguridad y a entender diversas etapas de la vida. Psicológicamente nos ayudan a combatir la soledad, aumentar la autoestima, disminuyen el estrés y la ansiedad, y nos hacen más sensibles. El hecho de disfrutar su compañía, jugar e interactuar con ellos provoca que liberemos endorfinas y eso nos hace sentir felices.
En los albergues se pueden encontrar animales de compañía de todas las edades, tallas, colores y puede haber de raza y mestizos. Un perro criollo (cruza de distintas razas) normalmente adquiere los mejores genes y las mejores características, entonces, son más resistentes a las enfermedades, generalmente son de muy buena conformación. Conviene tener presente que no podemos saber con absoluta certeza cómo será el carácter, cuáles los principales rasgos ni la talla que tendrá un cachorro mestizo cuando sea adulto, por ello al adoptar a un adulto todo esto sí se puede saber y así facilitar su integración a la familia.
He aquí algunas recomendaciones para una adopción exitosa:
• Tenemos que ver con qué espacio contamos: sería absurdo meter a un San Bernardo en un departamento muy pequeño, y hay que recordar que los perros no deben vivir aislados en los balcones, azoteas y patios.
• Debemos considerar los recursos económicos para todos los cuidados de salud, alimentación, accesorios y los requerimientos que se vayan presentando.
• Toda la familia tiene que estar de acuerdo, nunca debe ser por capricho de uno (generalmente un niño/a). Es común que al final se le deje la responsabilidad a la mamá, quien al hartarse lleve al animal al Centro Antirrábico.
• Se debe observar el estilo de vida de la familia y las necesidades del animal, por ejemplo, un perro activo, de alta energía, no podría hacer el ejercicio que necesita con una persona de la tercera edad.
• Hay que tener presente que cualquier animal requerirá paciencia para ser educado adecuadamente, muchos problemas de conducta se resuelven de esta manera (a veces, con la ayuda de un profesional), y para tener una buena convivencia con la mascota hay que dedicarle tiempo de calidad.
• Para contrarrestar la sobrepoblación, ¡hay que esterilizar!


Adopta perro

Todo lo anterior se debe tener en cuenta para asegurarnos de que la mascota no terminará en la calle. Tener una mascota no es para cualquiera, se requiere de un verdadero compromiso que debe durar hasta el último segundo de vida del animal (en el caso de los perros y gatos, viven alrededor de 15 años). Si quieres tener un perro o un gato, por favor no compres, mejor adopta y dale una oportunidad a un animal rescatado.